CABEZA DEL AÑO

Cuando algo de mi sangre
aviva el pulso en el nacer del día
entiendo que hay tiempo para sentirme en esperanza.
 
Oigo desde mi alma el resonar del cuerno
y siento el alivio de todas las promesas.
 
La bondad, la dulzura de la miel
y la prosperidad rampante
que abre los caminos y se vierte en abundancia.
 
El tiempo en espiral y la verdad del alma
cuando me abro al juicio y a las redenciones
renuevo un pacto y sigo andando el Laberinto.

 
La cabeza del año
el tiempo de ventura y vida,
la oportuna sonrisa y el amor…
el arruyo del tiempo mientras se definen los pasos para el nuevo aliento.

ATIENDO A PARACELSO

“Dosis sola facit venum”
 
Atiendo a Paracelso cuando el rocío invita
a beber la sola gota que contiene el frío,
mis ojos hacia adentro y con el fuego en calma
mis ojos hacia el centro de mi propia alquimia.
 
Entiendo la historia del origen de mi mundo
y dejo que los vientos acaricien mis versos
beso así la tierra en el momento de eclosión
vibro el justo instante cuando aflora la vida.
 
Intento aunar mi voz al nuevo coro del bosque
para saborear la magia del color más puro
sentir aquel secreto alivio de la savia
sentir aquel perfecto remedio de verdor.
 
Ostento con mutismo el honor del buen conjuro
que dicta las sagradas recetas de espagiria
soy alquimista del elixir de poemas
soy el buen juglar en la danza de las flores.
 
Unimismo a Paraselso con el brindis seco
el vaso en alto, la tizana bautiza el fuego
bebiendo el agua tibia de las hojas puras
comulgo con la magia y soy eternidad.

HOY TAMBIÉN SONRÍE EL DÍA

Hoy también sonríe el día
el beso al despertar
y la oportunidad de ser de nuevo abstracto.
 
Rumbo al cielo
mirada altiva y la señal de espera
alerta y tranquilo
me dentengo
me deleito
soy del instante
sonrío y siento.
 
Porque hoy también sonríe el día
y entiendo la pasión de los segundos
la primer mirada, salir al viento
danzarle al frío
y respirar la savia que me alaba.
 
Magia y verso,
un jueves de candor
y ahi en tu voz…
el amor
el color de una promesa
y el cálido hasta pronto.
 
Hoy también sonríes
salgo a caminar y eres mi día.

AGOSTO 16 (2022)

Gracias;
la canción de siempre
las promesas intactas y las elongaciones.
 
El tiempo detenido en los recuerdos
desde que insisto
y colecciono instantes decididos.
 
Tengo algarabías nuevas
tengo necedades inconclusas
y algún pensamiento esquivo de dejarlo todo en buen recaudo.
 
E insiste la tristeza
a pesar de las alegres pausas,
viene una ola repentina
dejando la sal del abandono
y la sequedad del último silencio.
 
Un susurro, una soledad
y solo la certeza del día…
solo el aquí y el ahora para sentir que hay plenitud
mientras mis poemas espantan el miedo
de la temida incertidumbre.
 
Gracias,
el día se cumple con el viento
y las ensoñaciones surgen
llenando mis segundos con la certeza del tiempo.
 
Una soledad desconcertada
un aniversario a los cuarenta y siete intentos de cordura.

ALFONSINA

Escribe, calla, lee y mira
la mujer de los silencios bellos
de la risa en calma y de los tiempos.
 
Creciendo en mi memoria
y siendo, poco a poco y a su ritmo
mujer del misterio universal
reina del futuro en el que solo estoy en versos.
 
De paso, ya en la búsqueda final
soy solo quien le deja historias
para que ella escriba sus aciertos
con las moralejas de mis días grises.
 
Le dejo, por supuesto, la verdad de un hombre pleno
la fuerza de conquistar segundo y siglo
y la felicidad de decidir el propio rumbo.
 
Yo voy saliendo en compañía
amando una mujer que me ha elegido,
Alfonsina empieza a andar
gobernando sus pasos y marcando con su nombre un nuevo tiempo.
 
Describe silente lo que siente al paso
y se muestra con la sabia nostalgia…
Mujer, esperanza de los versos
heredera de un tesoro escondido en la voz del Laberinto.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: