VENENO Y VIDA

Un sorbo y despierto
sin dolor y sin prisa
un sorbo y hay aliento.
 
Un ardor, una amargura
las gotas del destino
el cuerpo en paz
y luego está la vida
y luego está el verbo eterno.
 
El cuerpo se estremece
pero danza el alma y recupera el viento
todo es bondad, todo es alimento
todo es en armonía, todo está perfecto.
 
Un sorbo de poema
poema que es veneno
veneno de palabras crudas…
morir en vida
para despertar, de nuevo,
nacer en el presente donde todo es certeza
y ahora, un nuevo sorbo es alimento.

UN DADÁ PARA YA

Escribo y siento
dejo el párpado volar
mientras los brazos se extienden al alivio.
 
Dejo las palabras florecer
y mis miedos no son canto del espejo,
palabras, palabras, versos, versos
sílabas sin rango y sin gobierno.
 
Un Dadá para el día del descanso
para hacer de mis palabras viento.
 
Una anarquía al laberinto
poema en necedad de vida
rimas simples, metáforas de humo y pacto.
 
Frío, frase, ocasión
el alma susurrando
el silencio en coda
y la vida en una elipsis de comedia y tango.
 
Escribo y nunca miento.

UN JUEVES DE SONRISA

Un jueves de sonrisa
el paso tranquilo
y la mirada al medio día.
 
Sentado junto al verso
desenredo mis miedos
voy sintiendo el todo
mientras brilla mi alma.
 
Camino levitante y fresco
compartiendo el brillo que nace de mis pasos,
irradiando sutilmente alegrías al cielo.
 
Un jueves de calma
sintiendo pleno cada aliento
y festejando el instante.
 
Plenitud y alivio
día perfecto para el reposo
y también lanzarse al todo.
 

Y que siempre exista un jueves
para celebrar la vida.

BUENOS DÍAS

Pacto una sonrisa en la mañana
risa al despertar
ojos de luz
saludo al sol y buen destino.
 
Pinto con versos el tiempo
eligiendo cada imagen,
ritmo en pulso y calma
invitando un baile a la fortuna.
 
Destino de miel
abundantes mieses
dejando el alma lista para día.

PLAN DEL ALMA

«Cuando no hay alegría, el alma se retira a un rincón de nuestro cuerpo y hace de el su cubil» Ortega y Gasset El espectador.
 
Mis pasos no existen
no voy a lugar alguno
no hay principio o fin
la meta está solamente en este instante.
 
El plan es ser y estar,
sin proyecciones, sin delirios
así la ansiedad fenece
y solamente existe la certeza del segundo.
 
Mis miedos no existen
solamente la alegría de vivir ahora
este poema
esta mañana fría
estas ganas de sentirme vivo
y de darle a mi alma la dicha del momento.
 
El plan es aquí, en el lugar perfecto
con mis emociones en calma,
ya se asentarán las dudas, los dolores, los enredos.
 
Soy en plenitud,
vibro en presente eterno
y hago un verso a la verdad de mi existencia.
 
Mi pacto es estar
ser presente y ser mi tiempo,
mi alma resplandece y abarca el universo
regocijado y pleno
acepto el plan de ser yo mismo
en el margen mismo de lo cierto.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: