MORTANDADES Y BONDADES

I

Bienvenido un rostro

Una pasividad

Una añoranza.

 

 

Bienvenidos el odio

Y la impaciencia,

Puertas abiertas al destino

La maldad está sobre la mesa

Y en las calles sin andenes.

 

 

En hora buena un sueño

Un recorrido sacro

Hacia el rostro que se aleja.

 

Cien jardines en invierno

Cien pétalos blancos

Cien atardeceres…

 

Una sola bienvenida

Al origen,

Al infinito acabose

Al infinito viento.

 

 

II

 

Ya no hay mintientes

Ya no hay veleros

Ni rencores

Y la desolación se despierta.

 

 

Por encima del norte

Están los gritos

La indiferencia del frío

Y los rebeldes de hielo.

 

Centrífugos colosos

Portadores de alguna redención.

 

 

Por encima del norte

Vienen

Desde lo profundo

Hacia las entrañas del mundo.

 

 

Bienvenidos sean

¡En hora buena!

 

Tomen su parte

De esta resistencia

Y posean el presente…

Hasta que las mismas nubes

Puedan concebir

Todos los sueños.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: