LOS MALDITOS

He leido a los malditos

a los cercados por odio

pero alegres y tranquilos.

 

Me he alimentado de ellos

de sus imagenes puras

y del ritmo calmo.

 

Han sido relegados

por sentir profundo

en inocente amplitud.

 

Me he embriagado

de los versos malditos

con la sutil poema pura.

 

Flores me invita,

mientras Poe ampara

el grito de V. Vila.

 

He destilado absenta

con el tonos nervio,

de cada suspiro.

 

Me han gravitado

ausencias mutuas

y lejanos atisbos.

 

Mis lineas trenzadas

buscan el sur ultimo

de una paciencia.

 

Soy el peregrino

que aprendio del mundo

en los himnos malditos.

 

Que ondeen las baderas

siempre altivas de los necios.

 

Que lo humano escriba

la verdad primera

del delirio comulgado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: