SONETO PERDIDO

Cual halcón la mirada arremete

en la noche fria noche de espejo

el puro amor vedado entra en festejo

es soberano el pecado que comete.

 

Con tierna alba el instante se somete

pleno al silencio acento circunflejo

en el lapso el amor queda perplejo

y se ufana del daño que promete.

 

Mas es la dicha la que graba el paso

de aquellas almas que el placer destierre

al horizonte del eterno ocaso.

 

Y sera la vida quien nunca cierre

la fuente de idilio de odio escaso

y que juntos los cuerpos de pie entierre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: