MADRE NUESTRA

Que estas en el viento
(luego en mi porque respiro)
sacrificaste toda tu vida
para entregarnos tu tierra y tu cielo.
 
Doblegaste a tu voluntad
las maldades tras la puerta,
y fué tu reino puro, asi como mi infancia.
 
El pan lo compartiste
a pesar de tu hambre,
y perdonaste mis ofensas
grandes o pequeñas.
 
Madre nuestra:
no nos dejes creer en la rendición
y líbranos de no vencer el mal
 
Amén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: