CANTO

Tal vez
la tesitura es vieja
y los acentos parcos.

Puede que el viento
deshoje ciertas flores
y enaltezca los jardines.

No lo se,
aún siento el latido
del canto en tus pupilas.

Aún siento nostalgia
de la historia que contaba.

Los segundos se me fueron
entre huidas y reclamos
y las noches entre insomnios.

Trinaban los sueños
cantaban los gallos
y se marchitaban las caricias
en el aire de distancias.

Tal vez
mejor sea pensar
en el día de los versos
que se posen en tu tacto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: