ODA AL VIOLONCHELO (a mi amigo Ferdi)

«Cada segundo que vivimos es un momento nuevo y único del universo, un momento que jamás volverá». Pau Casals

Alzado el arco

pulsada la cuerda

rasgado el segundo

en danza plena.

 

Se aplacan los llantos

en el misterio de la clave

que retumba el alma

y entrelaza las conciencias.

 

Nunca un puente

uno tan perfecto

entre la armonia, el ritmo y la cadencia.

 

Nunca una columna

que uniera la sinfonía

y guardara todo el pulso.

 

Nunca un cuerpo resonante

que concentrara en madera

las melodias del cielo

para hacerlas nuestras.

 

Oh, el abrazar las musas

Oh, el danzar pendulante

que suavemente eleva.

 

Nada tan humano

como el sonido puro

que dialoga aun en silencio.

 

Nada tan celestial

como el arpegio puro

la digitacion volatil

y aun

el acento simple del co legno.

 

Oh las mágicas frases

que embrujan cada pieza

que engalan los tenues movimientos.

 

Galante está

alzado de pica a voluta

firme e imponente

y sutil

y delicado.

 

Oh, el sonido encantador

de las lagrimas en pizzicato.

 

Nunca un hito

en la ordenada fila,

nunca una relevancia

en cada orquesta.

 

¡Salve, salve

Alegria del cielo!

salve a ti

loado Violonchelo.

2 comentarios sobre “ODA AL VIOLONCHELO (a mi amigo Ferdi)

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: