MUSHAISA

Aquí estamos,
mi lluvia dejó cenizas
la hoguera parece extinta
calor y luz han muerto.
 
No vale ninguna queja
no sirven las nostalgias
el frío amenaza
y ya no hay fuego.
 
Todo el dolor
la tristeza, el desconcierto
la esperanza perdida
la razón sin tiempo.
 
No obstante
puedo sentir el alma
un guijarro de carbón
que sepultado en cenizas
aún arde.
 
El fuego no esta muerto
¡aún hay esperanza!
 
Puedo aferrarme a este indicio
puedo concentrar mis vientos
darle oxígeno al carbón
y encenderlo.
 
Puedo cuidar su delicada aura
su ígnea pero débil promesa.
 
Y quiero hacerlo.
 
Carbón en brasa
ardiente horizonte
que invita a un nuevo intento.
 
Aun hay frío
pero el calor está por dentro.
 
Aquí estamos
resguardado lo que es propio
de las almas prometidas.
 
Abrazando el calor
y alimentando el fuego.
 
Amor encendido
que se expande sin rencor
y le devuelve la luz
al porvenir que es nuestro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: