TANGO

Tengo las promesas rotas

la debil esperanza en tierra,

pocos motivos para renacer

en este porvenir que se oscurece.

 

Me deprimen los encuentros

que no nombran mis ritos

la soledad del desespero

la derrota del destino.

 

Grito en el vacio

le escribo a la ceguera

de los desapercibidos

a un muro que nadie observa.

 

A veces llega el desaliento

y mis poemas se tiñen

del olvido, y en lejia

diluyen el aliento.

 

Me anticipo a los recuerdos

de los dias de gloria,

los dias de los libros

y los atardeceres.

 

Las memorias perdidas

que insisten y se avalanzan…

pero en vano.

No hay porvenir sin elogio.

 

Tengo la sapiencia firme 

la pluma entintada 

y el papel virgen.

 

Tengo la mente turbia

y la conciencia fresca

para mezclar en magia

los versos que me elevan.

 

Ya no imoportan los espejos

solo importa aquel motivo

que mueve mis manos

en horizontal presagio.

 

Solo interesa el aliento

de los  besos profundos

y que la única lectura

sea de los ojos que he amado.

 

Adios la algarabía

bienvenida la bondad

y la certeza de tu voz

cantandole a mi tiempo.

 

Y seguiré…

camino, pluma y mente

inspirado solo en la paz

de tus manos fuertes,

mereciendo tus laureles.

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: