OMEGA

Cuando las pálidas caricias
se enfrentan al viento
y quedan sin aire los besos,
ahi, se detiene el instante
y se enmudece el aliento.

 

Se ha dicho un dia
sobre el mutismo de un beso,
pero no se perciben sus pasos.

 

El final es triste
si no apagan las conciencias
y si las almas acechan el dia.

 

El último dolor
la última cena,
y se apaga por fin
la voz del sentimiento.

 

El último suspiro
agotando la esencia
en el final
de todos nuestros tiempos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: