CHARLES

«Hay personas que nunca se vuelven locas, que vidas tan horribles deben vivir» C.B.

 
Tenías que ser Charles
no te cabía otro nombre
monosílabo demente
senil desde siempre,
aberrante y crudo.
 
Harto de colillas
y tinta dactilar
ebrio y siniestro,
radical.
 
Tenías que ser Charles
con todo tu fermento,
enfrentando el instante
entre eructo y blasfemia.
 
Dueño de la fealdad suprema,
puro en dilemas y aproximaciones,
tenías que ser Charles
alegrandote de ello.
 
He llorado por las calles
mientras tu nombre permanece,
se hace mendigo, tristeza, desesperanza.
 
No seré de tus bohemias
pero tengo mis festines,
devorando maldiciones
y abrazando desprecios.
 
Medianamente maldito,
completamente abierto.
 
No seré de tus rencores
ni estaré a la bajura de tu voz
pero te admiro.
 
Tenias que ser
Charles Bukowsky.
 
Entre los cuerpos  desnudos
de tus amantes abandonadas
encontré algunas metáforas prohibidas.
 
Entre las botellas vacías
hallé el elixir del rencor
aun sin destapar.
 
Justo debajo de la alfombra
estaba la colilla de la infelicidad,
la mojé en vodka y la fumé.
 
Tenías que ser Charles
y tenía que ser yo.
 
Hemos escogido el camino del desprecio
y a mi aún no me han proscrito.
 
Dejo este poema sucio
al lado de mis letanías,
y que la historia juzgue
la demencia de mis actos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: