GÁRGOLAS

Miradlas y contemplad
¡oh seres del sigilo!
rapaces, pacientes
inquietas y frias.

 

Ancladas al muro,
su mundo de altura
en mitica nobleza
amedrentando el mal.

 

Mirad y contemplad,
alabando el dia
que rápido agrieta
el indecente viento.

 

Amad lo prohibido
y quedaros en el pórtico
donde os advierte el gozo
de solo maldiciones.

 

Todo fenece
en el borde del destino,
todo permanece en la altura
donde la condena es gracia.

 

Mirad con regocijo
las guardianes del viento
en altivez grotesca.

 

Han levantado sus fauces
para entender por fin
que tienen el poder
de alejarnos de las redenciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: