ENERO 1

Nuevamente,
las rutinas buenas
y los atardeceres.

 

Se repiten las historias
y las causalidades.

 

No hay salvación
cuando hay inercia,
no hay atisbos
sólo la esperanza.

 

Hay algo de bondad
de nuevo en los suspiros,
hay algo de delirio.

 

Un dia lleno de ideas
un atardecer de deseos
y la noche en vela.

 

Cientos de susurros
intentando cantarle
un himno al tiempo.

 

Y hay segundos nuevos
con el sello del cenit de vida
que se me acerca intenso.

 

Otro día primero
como los de antes en pasión,
unos de muerte
otros de vida.

 

Otro dia de promesas
esperanza y ritos.

 

Sin embargo
y al final,
caemos en el ritmo
donde se rompen las promesas.

 

Al final,
lo cotidiano
el afán de la huida
y la condena a la diaspora.

 

Un dia primero de saber
que no hay cambios,
solamente el mismo impulso
de los errores prometidos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: