SIETE

Se de nuestros pasos
que se encuentran tarde
pero así son los tiempos
y las causalidades.

Los ojos enmarcados
con los rayos de siempre
constelando un camino
con todas las promesas.

Hubo tiempos de angustia
también de soledades,
pero los días vienen
de adelante en el rumbo.

Puedo sentir la fuerza;
manos llenas de alivio,
susurros de milagros
y sanaciones buenas.

Y entiendo de sentidos
cuando el abrazo entrega
sin pretensión el grito
por un verso de calma.

Se de nuevos atisbos
que logran fijar el sol
sobre toda tu risa
y tu alegría en llamas.

Hemos contado el tiempo
con el número de Dios,
dejemos que el destino
se encargue de los sellos.

Ya vendrá
-sin falta-
lo pleno.

Publicado desde WordPress para Android

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: