MANANTIAL (Tatacoa 2015)

Suficiente aridez

en los segundos lentos

demasiada sequedad

en los besos perdidos.

 

El corazón con sed

y cuarteadas las promesas,

ninguna emoción

cuando el alma es desierto.

 

Las culpas queman

y los rencores derriten

cualquier eclosión

de una esperanza.

 

Un silencio ardiente

una soledad que grita.

 

Las palabras de arena

los poros sin sudor

y las alucinaciones.

 

Toda la verdad

es espejismo,

mas todo el dolor

es etereo.

 

Y así el camino,

sin mayor verdad

que el porvenir de sequedad

aridez

y el mal calor que derrumba.

 

Y así el sendero

escogido por los arrepentimientos.

 

Mientras escondidas

bajo el destino que arde

surcan frescas tus verdades.

 

Siempre bajo la sandalia,

siempre sobre la kipá

un manantial de vida

puede brotar en cualquier roca

que marca el camino.

 

Siempre habrá humedad

esperando que suspires,

siempre hay vida

bajo la desolada espera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: