DÍAS DE SOMBRA

(…)Y hay días en que somos tan sórdidos, tan sórdidos,

como la entraña obscura de obscuro pedernal;

la noche nos sorprende, con sus profusas lámparas,

en rútilas monedas tasando el Bien y el Mal.(…) frag. Canción de la Vida Profunda Porfirio Barbajacob

 

La cotidiana entrega
sorprende en nuevas sombras
las causas, los efectos,
la necedad y el buen dolor.

 

Los segundos van en pena,
mientras el día transcurre
las sombras nos cobijan
a pesar de los gritos
y de las resignaciones.

 
La cotidiana lucha
por entender el destino,
las causas de los pasos
que llevan al abismo.
 
Las frustraciones nobles
que descargan la vida
de alegrías y festejos,
los momentos del dolor
que ya no es pasajero.
 
Días de sombra,
de oscura amargura
y soledad repentina,
días de certidumbre
y de vida en ralentí
que pronto se apaga.
 
La poca luz se agota
mientras el frió reclama
los versos aferrados
a una tibieza que se esfuma.
 
Días de sombra,
la tristeza reina
aplacando los instantes fuertes.
 
Días que son noche,
noches ya eternas…
mientras gritan las almas
implorando una salida.
 
La cotidiana entrega
al todo el sufrimiento
como único recurso
y un escape a la locura.
 
Y que curen el dolor
nuevos dolores,
y que curen la amargura
todas las sombras
otorgadas por el llanto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: