DAHLIA

A Dahlia Ravikovitch, una flor que no se marchita…

«No nos dejemos ganar la partida por la razón» LFAE

 

La vida que transcurre
entre luz y paciencia,
parece ser ligera
banal y casi esquiva.

 

La cotidiana angustia
el sin sabor del viento
los sueños del desierto…
sutilezas y angustia.

 

La vida que no es canto
-tan solo un verso libre-
trivial y sin aristas
fútil en cada instante.

 

La flor que siempre espera
-poemas que me alivian-
la decepción de tus ojos
que siempre me han mentido.

 

Vida, versos y  flores,
el recuerdo que olvido…
el dolor de mi entrega
y desmientes el día
que todo prometiste.

 

la vida que se agota
banal y casi esquiva,
reduce mis poemas
a vanos desaciertos.
 
Y así secando el llanto
abandono tus segundos…
ya solo creo en flores
que adornen mi tristeza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: