VERSO A NADIE

De tu sonrisa
nace el pulso que termina
en los rayos que anuncian las mañanas.

Ojos de luz,
manos de paso
y la claridad del tiempo
que impone las distancias.

La eterna dicha
que eleva tus pasos
reniega cada instante
cuando enfrentas el mundo.

Alguna nostalgia
y los recuerdos gravados en la luna…
la ciudad de antes extraña tus pasos,
se mantiene viva con tus sueños.

Alguna necedad
para sentirse vivo,
el ritmo de siempre
y la alegría nombrando cada espacio.

Unos versos simples
que no alcanzan para llenar la dicha
de saberte plena y sin fronteras.

Un poema en deuda,
como promesa del instante del reencuentro
cuando podamos, en un abrazo,
reírnos de cualquier distancia.

Y así, desconocida de todas la lunas
nunca sabrá el mundo de tus buenos tiempos
y será tu necedad perfecta
la garante de tus días

Salud, desconocida,
sigue sonriendo al mundo
mientras cumples sin pausa
los buenos sueños.

Salud y hasta pronto…
desde el confín de los días pasados
te espera una conjunción
de cantos y recuerdos.

La luna ya se olvida
del retorno de los suyos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: