DÍAS

Contaba los segundos,
era eternidad un pacto
y la distancia se aferraba al viento.
 
Medía los pasos
y aqui, en inmensa soledad
recreaba el tiempo
y ensayaba los reencuentros.
 
Pensaba entre suspiros
sobre el instante lejano
pero siempre la esperanza florecía.
 
Mas ahora,
el destino adelanta mi llamado,
y no cuento eternidad…
ya se aplaca la impaciencia.
 
Ahora son los días
pulso de amor
tango y eclipse.
 
Ahora,
la certeza de tu piel
y mis besos aguardando.
 
Días de plenitud
como comienzo del rumbo
que trazara el destino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: