OCHO

Verso de tus manos trigo
danzando caricias frescas,
viento de tu voz, delicia
una desnudez eterna.
 
Pulso y corazón en prosa
bordeando caminos nuevos,
pasos con fragor, la risa
juntos al andar sin pena.
 
Un nuevo candor que me domina
un nuevo esplendor, que eleva.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: