HOY

Madrugada y locura,
el frío incierto
cuando el alma se destila
y se hace llanto.
 
Mañana y tristeza
una poción para la melancolía
y dos cigarrillos para la demencia.
 
Tarde y resaca,
la intuición del universo
hecha trizas y más llanto.
 
Vespertina soledad
y las palabras del tiempo
retumbando en la memoria.
 
Atardecer y esperanza,
un reencuentro oportuno
aliviando los pactos.
 
Noche y más tristeza,
el mismo desconcierto
alabando sin temor
un nuevo intento.
 
Noche y el momento
retomando el curso
y salvandome de todo el desaliento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: