EXILIOS BREVES

Desde la cúspide del día
se alza la necedad de un buen destierro,
diáspora innata que me lleva al buen destino.
 
He logrado una cumbre
que no le pertenece sino a mi egoísmo,
una cumbre del norte
donde la razón se impone sobre todas las promesas.
 
Ahora, inicio el buen camino,
el destino del mago
con cayado de luz
y capa de la noche mas fresca.
 
Me voy al mar del tiempo
a buscar la expiación de la poesía.
 
A esperar por los Laureles
justo al sur
del jardin de mis espinas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: