CHÍA 3:30 am

Una canción fría
madrugada inconclusa
y palabras tenues.

Una intuición
un silencio nuevo,
pensamientos en «V»
cuando los versos sobran.

Una avalancha de recuerdos
y el refugio de la luna
protegiéndome sin compromiso.

Así,
nace un día y lo hace pleno,
lleno de preguntas y presencias
lleno de tu voz
que casi olvido.

Chía, 3:30 de este martes bueno,
y la magia del viento trae plegarias frescas.

Solo un instante
para reparar la dicha
de saberme usado
por mis propias dudas.

Y retomar el impulso
de la única certeza…

poemas siempre eternos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: