NOCTURNO I

Te recuerdo, Lucía
eras sutil brisa
que traía del norte nuevos versos.

Hablamos del sur, del paraíso
de la razón inconclusa
y de nuevas pretensiones

Te recuerdo hermosa
con tu pelo en caos por tantos pensamientos
y tus ojos de mar siempre al brillo de la luna.

Me recuerdo prendado
pleno y seguro de mis pasos
entre regocijo y perplejo
desbordado de poesía.

Se que prometimos un silencio
pero de eso no se sabe en mis honduras.

Y aquí, en la nueva noche de mi tiempo
guardo en un baúl las memorias,
los tesoros y la dicha.

Te recuerdo, si
tal vez seamos sólo eso,
una amalgama de olvido
con un poco de arrepentimiento.

Y en la noche que invade el laberinto
seremos lo imposible en la memoria,
hablaran mis rapsodias
de todo el amor que aún recuerdo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: