LAURA VICTORIA

Sobre el cansancio me tendí cobarde
y fui para su anhelo aquella tarde
tan grande y cruel como jamás lo he sido.(Dualidad, Laura Victoria)

 
Te canto, poetisa,
descubriendo tus velos,
atraído por tu voz de rima
en sensual alianza con todo mi deseo.
 
Sonetos en piel,
desnudos y aunados
en el cansancio del amor intenso.
 
Tu nombre pleonasmo
con la letra que es vital en mi alfabeto…
presente en mis cantos de triunfo.
 
Tu altivez,
tu voz que agita el mundo
cuando las almas sudan
en un susurro prohibido.
 
Tu descripción de un beso
también asfixia mi espacio
esperando la humedad en los recuerdos.
 
Beberé tu aliento en cada estrofa
y allí en mis noches de ausencia
soñaré tu rostro en otro cuerpo.
 
Proscrito y odiado,
libaré cada verso
sin saciar el ahínco
de mi concupiscencia.
 
Y que se muerdan los labios
las amantes níveas…
 
Mientras nos oyen recitar
poemas que se trenzan
en el clímax del Parnaso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: