ODA AL CAFÉ

¡Oh! despertar del tiempo
donde los segundos cuentan
entre pulso y respiro.
 
Aroma de paz
y perfecta soledad
entre un sorbo y un suspiro.
 
Oscuro, profundo y pleno
tal como mis versos
y mi elíptica voz
que se inspira en la dorada espuma.
 
¡Oh! ébano líquido
que cura el sosiego
y le da vida a la poesía.
 
Solo un trago basta
para describir las ganas
del calor de montaña
y el viento de la tierra esbelta.
 
Un vaso grande y lleno
ardiente y amargo…
perfecto.
 
Uno para vivir
y sentir el beso de secas cerezas
como labios húmedos, flor de azahar
y el respiro fértil de cálido aliento.
 
Un Café,
sin algún pretexto
solo el hecho de sentirlo
bautizando de luz
tanto el alma, el espíritu
y el cuerpo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: