LA FLECHA DEL TIEMPO

Eso es lo bueno del viaje en el tiempo. Si uno comete un error, siempre puede regresar para enmendarlo. Orson Scott C.

Como partícula eterna
fuera del tiempo
y de las ataduras.

No existe flecha
ni el tiempo fluye
fuera del río no transcurre el destino.

Como átomo fundamental
en todo momento, estático y presente
policrónico en cada verso.

No existe línea
ni alpha ni omega,
ni la fuerza intensa para comprobarlo.

Como levintante ritmo
con el pulso invisible
Eón de toda la poesía.

No existe un final
más tampoco
instantes sempiternos
(todo es quietud con los Eternos)

Como el todo y nada
dualidad perfecta
en situación de verbo
que mueve el universo.

No existe el tiempo…

Y en ese estado
infinito y divinal
así de altivo
se alza el laberinto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: