BYBLOS

Uno,
el único,
a pesar que las letras
rondan y navegan entre redes.
 
Uno,
cual catarsis
sumergido entre otros
rodeado de un mundo
al cual no pertenece.
 
Guardado y escondido
esperando los ojos lejanos.
 
Uno condenado a incertidumbres
puede ser guardado, olvidado,
destruido o aceptado.
 
Lo peor, puede nunca ser leído.
 
Un libro oculto y solo
que pretende ser susurro
o tal vez…
 
La única excusa,
el último intento.
 
Revelación y discurso,
la voz final
cuando la razón prefiere
el silencio y el olvido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: