ARTEMISA

Llegaste certera
en el momento de versos
y alegrías pendientes.

Llegaste de repente
mas mi mente te esperaba
(con la prudencia de los días)

Solo somos dos,
y la casa nos invita al orden
mientras seguimos siendo lienzo
de nuestras rebeldías buenas.

Primero la soledad,
luego el designio de los dioses
y la aventura de acompañar (en alegría)
los instantes constelados.

Hija del Olimpo,
sabia Artemisa
diosa del bosque y de la caza fuerte.

Aquí estoy, elemental y eterno
rapsoda de tus labios y de tus ilusiones.

Déjame demostrar qué hay bondad
en las caricias nuevas
y que podemos vencer los miedos
con la ternura de tu ojos
y la certeza de mis versos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: