CIERRES

Devuelvo lo guardado
para alivianar el peso del olvido.
 
Deshago las maletas
y entrego la carga de mis días grises.
 
Cierro el dolor
y sello con buen lacre
la imposible historia de mis versos perdidos.
 
Un adiós en silencio
un desprecio advertido (y merecido)
 
Ya no habrán derrotas
todo consumado
todo fenecido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: