CALMA II

Mi mente,
gobernando los segundos
y resolviendo las penas.

Mi mente atenta a los delirios
para salvarme de bondades falsas
y de trampas del alma y del espíritu.

Mi mente tranquila
defendiendo la razón
y calculando los versos
que amilanan mis temores

Mi mente y la calma
acallando el deseo
de saberme constelado.

Égida perfecta
para defender mi soledad
de ilusiones y locuras.

Mi mente,
reinando en cada impulso
pronta y diligente
me salva de todas las promesas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: