SOL Y EDAD

Cuando amanece
se marcan el pulso,
la nueva nitidez,
los pasos aprendidos… dominados.

Agosto y sol
fuerza del fuego,
los años dan más vida
y equilibrios perfectos.

El astro de luz
y mis tinieblas buenas,
los poemas de altivez
y las entonaciones.

Mi voz de trueno
agravada por los días de euforia
y potenciada por el alma en júbilo.

Mis brazos con los signos buenos
fuertes y prestos
a esgrimir con astucia
la defensa de mis versos.

Mis piernas robustas
níveas, más atentas,
mueven el mundo
y sostienen todos mis aciertos.

Mi pecho altivo
se enarbola al paso
de las tardes de erotismo.

Hago del sol mi fuerza
y de mi edad la maestría,
renaciendo siempre de mis miedos.

Correspondo al pacto universal
y Madre se enaltece
con los años que acumulan mis proezas.

Soy el que soy
Sol y edad
tiempo y ritmo.

Ya vendrá el destino a romper la senda
y a llenarme de retos
que forjarán otros hitos en mi vida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: