UN SALTO

¡Oh de las mañanas frescas!
el viento de montaña me acaricia,
mientras alzo mis manos a lo eterno.
 
Me paro al borde del abismo,
en el filo que corta el horizonte,
se alzan a lo lejos
monolitos como vórtice al destino.
 
Levanto mi voz,
salto sin miedo
y me sostengo del canto y el viento
navegando orgulloso hacia el vacío.
 
Vuelo,
trazo las nubes con poemas y suspiros
canto el himno de los pájaros
mientras una sonrisa invade el pensamiento.
 
¡Oh de las tardes buenas!
olor a libertad
emancipados sueños.
 
He vencido la fuerza del suelo,
he nacido con un salto hacia el vacío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: