ACASO UN DÍA

Vendrán las tardes de tibieza,
la montaña se alza expectante
mientras el mar canta tu nombre.
 
Entonces, habrá danzas
rituales de encuentros y delirios
que elevan los versos al cielo.
 
Rastros de alegría
aliviando los recuerdos
que dejaran los días de ausencia.
 
Ordenados pasos darán el ritmo
de la marcha altiva hacia los pactos buenos,
mientras suena airosa la fanfarria.
 
Nuevas esperanzas
aliviando también las huellas de dolores idos,
vendrá el día de la plenitud pactada.
 
Insistirá el Sol en nuevas redenciones
brillarán tus ojos cerca de los míos
y los labios sonreirán besos y disculpas.
 
Cantarán también las estrellas
que en los sueños avivaban el reencuentro,
festejará con intención todo el universo.
 
Acaso un día, dejare las fantasías
y vendrás entera a nuestra luna,
por fin recorreremos las promesas
y daremos sentido real
a toda la existencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: