VERSO DEL RECUERDO (Un alto en el camino)

«Sin hablar, sin pensar, iré por los senderos: pero el amor sin límites me crecerá en el alma.» Arthur Rimbaud
 

I
 
Llego al momento del silencio justo,
una pausa sin fugas
en medio de la necedad de mis recuerdos.
 
Este ciclo ha sido intenso,
descubriendo amor espúreo
y dejándolo perder entre necedad e injusticia.
 
Es un despertar, un renacer a los versos,
un impulso insistente a crecer el Laberinto.
 
Me decido entonces a acallar mi falso llanto
a dejar de ser proscrito del amor y la sonrisa,
me dejo llevar por lo profano,
descansando así la total melancolía.
 
Un verso imperfecto,
un hito en la tragedia
esperando redenciones
guardadas en mutismo y ausencia.
 
Un poema en simbolismos
llenando los espacios con metáforas absurdas,
haciendo poesía entre nostalgias y remordimientos.
 
No son mil poemas que he escrito,
son millones de lágrimas en tinta
algunos olvidados, otros malheridos,
pero toda mi obra en perfecta armonía con el planeado desespero.
 
Un resumen de noticias;
un año entre nadir y cenit
lleno de soledad al final de la partida.
 
Un año de perderme en promesas
y de destruir con mi orgullo
lo banal de una sonrisa.
 
Hoy celebro mis triunfos
sin el abrazo sincero
y ante la indiferencia del mundo.
 
Silenciosos trofeos
que comparto con los pares del arrepentimiento,
bañando la alegría intermitente
con el espíritu liquido
que embriaga mis pasos y mis versos.
 
Le daré paso al placer del alma,
le daré oxígeno al fuego de mis dudas
y haré un pacto con mis más profundos miedos.
 
Tentaré la suerte y soñaré despierto,
dejaré mis poemas en el viento
mientras me exilio una temporada
de este Laberinto.
 
Haré un voto de bondad
y otro de silencio,
desapareceré unos días
en la cápsula del tiempo.
 
¡Que se sienta el canto del desierto!
que abracen mis sueños los candentes rayos
de un sol que es solo mío.
 
Que me acoja el placer de ser yo mismo,
orgulloso de mis dudas, de mi rostro envejecido
de mi cuerpo decadente y mis malos pasos.
 
Una oda a mi mismo, tal vez,
un exorcismo a todos mis misterios,
un llamado urgente a la plenitud de quien soy
(y una súplica al universo)
 
Confesión:
Mi alma olvida,
mis ojos quedaron cegados
de desnudez efímera…
mi cuerpo ya no espera la tarde del eclipse.
 
Confesión:
Esto fue solo un invento,
soy tan cuerdo como mis escritos,
y mi paso es fuerte
cuando olvida una sonrisa.
 
Llego al momento del silencio justo
y me alegra llegar intacto al desaliento.
 
Un poema más,
una frontera, un muro atento y justo,
una algarabía antes de la ocultación…
una paz antes del tiempo de renacer sin tiempo.
 
II
 
Verso del recuerdo y de la farsa del intento.
junio en invención y tímidas miradas
julio de pasión y entregas necias
agosto del perfecto olvido.
 
Mi casa está aún limpia,
el jardín florece
y las ventanas respiran.
 
Junio de velas amarillas
conjurando la tibieza del destino
y enredando con versos
las noches de cansancio.
 
Mi casa estaba llena de añoranza.
 
Julio de inquietantes días
cada segundo constelando promesas vanas
y volviendo a la magia de las palabras mudas.
 
Mi casa, colmada de energía
las paredes grabadas
y la piel guardando sudores y promesas.
 
Agosto ha quedado en el olvido.
 
Mi casa en desconsuelo
respiraba solo un arrepentimiento.
 
III
 
Me decido a darle luz
a los poemas que justifican lo inventado,
mientras me lleno del aplauso en la comedia.
 
Creyente de magia y de misterios,
encontré una excusa para escribir sin dejos
y construir un poemario,
una obra que inventé con todo el desapego.
 
Queda este poema;
como evidente crónica,
como declarado indicio,
como insistente grito
a una lúdica terapia de mi tiempo.
 
Ciego a lo real
sordo a los consejos
torpe ante el olvido
y casi infantil cuando se trata de angustias.
 
Y al final,
un poema y un despido
una excusa recuperar la esencia
y reconocer que hay vida
después de los errores del viento.
 
Un poema final,
cerrando un ciclo de forma permante
(sin arrepentimientos)
pero liberando esa impronta
en todos mis recuerdos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: