INCONCLUSA

Usted no puede moverse de ninguna manera en el tiempo, no puede huir del momento presente. «La máquina del tiempo» (1895), Herbert George Wells

Creo,
mis manos valientes se elevan al viento
la necedad insiste en versos
pero la mente se distrae en redenciones.

Una plegaria mas,
un viaje innecesario
una retrospectiva que duele en los segundos…

Un dolor de la nada
cuando hay cáliz de hiel y de espejismos.

Y el placer de olvidar
mientras el universo incauto
se dejan vencer por la locura.

Creo,
mi voz en alabanza insiste…
se refugia en resonantes,
voz del cuerpo que se alza.

Creo,
mis versos se apagan
y mi amor, ya tendido a la deriva…
desiste.

La necedad no da tregua

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: