NIMIEDADES

Después de la entrega;
vacías mis arcas
y mi alma sucia de dolor
y de abandono.
 
Fracturado mi impulso
y rotas ilusiones por el suelo,
mientras se marchita también
toda la esperanza.
 
Tristeza profunda
soledad profesa y elegida,
la tarde es de los olvidados.
 
Soy otro,
un desconocido errante
destruyendo mis segundos
entre angustia y tangos.
 
Todo el dolor
nuevamente ensimismado…
la noches es de soliloquios
y de danzas a la luna.
 
Soledad,
dolor
desesperanza.
 
Angustia,
vacío,
necedad…
 
Nimiedades cuando el sol espera
pequeñeces son ante la gran partida.
 
MI alma es más profunda
y todas las angustias
flotando a la deriva.
 
Y hago de mi tiempo
el tiempo de egoísmo,
y me quedo a vivir en la ilusión secreta.
 
Me hago libro olvidado
esperando la derrota del silencio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: