ORBE MÍO

En mi soledad
en el reflejo mismo de mis pasos
circundan mi aura seres eternos.
 
Los veo intactos
a veces susurran profecías
que mi mente olvida
(prefiere la buena incertidumbre).
  
He apaciguado mis demonios
con la presencia de un ángel dormido.
  
Y tengo un Orbe especial,
orbe solo mío,
me acompaña en cada suspiro
y cada paso hacia el abismo.
  
Una esfera de luz
paciente sobre mis hombros
que espera ser llamada por los ritos.
 
Un halo de bondad
protegiendo mi aura de los miedos fuertes.
 
Un llanto al final,
y mi orbe guía mi alma
hacia el confín asignado
a mi pacto de poeta.
  
Y cuando mi cuerpo se ausente
seré orbe también
en los pasos y en los segundos
sobre el hombro de mi hija.
  
En su soledad,
seré quien susurre las palabras
que llenen su vida
y le brinden esperanza.
  
Orbe mío, guía y vuelos
orbe seré
cuando entienda por fin
que hay paz incluso
en el mas triste de los llantos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: