LUZ

A Lucía, por la elegida ausencia y la eterna inspiración.

Abrí mis ojos
y me perdí en el mar
la brisa llega hasta tus pasos.

Cerré mis párpados
prefiriendo la invidencia
navegando a tientas
buscando tu sonrisa.

No hay oscuridad,
solo Luz de tu aura
y las sombras tenues del olvido.

No hay temores
cuando celebro la ausencia
y me dejo llevar por lo que inspiras.

Luz de mis versos
eterna musa de mis días,
amada silenciosa, por siempre mía.

Llego al confín de mi lugar secreto
para guardar con mis libros tus poemas,
sigues siendo luz mientras hay fuego
sigues detenida en mis suspiros.

Te recuerdo siempre,
Luz, Lucía…
intacta en mis atardeceres
llenando de magia también
cada segundo de mi exilio.

Y me quedo así,
con los ojos cerrados y en silencio
bendiciendo la calma
y esperando acunar en tu sonrisa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: