UN DÍA DE ENERO

Un día de luz
de plenitud en soledad
mientras la montaña habla
en voz de viento y vida.
 
Van pasando las tristezas
cuando los árboles insisten en risas
y en llenar los segundos de esperanza.
 
Tengo toda mi fuerza
contenida en los suspiros
y trasmuto en poemas mis valientes gritos.
 
Enero es nuevo y mío
y me otorga la certeza del buen paso,
afinando el rumbo y mi destino.
 
Un día de soñar sin límites
pues los retos son inciertos más franqueables.
 
Y mis fuertes brazos
haciendo del viento una caricia
mientras se abalanza la vida entera
exhibiendo miedos y peligro.
 
Mis fuertes brazos, ¡si!
dominando los rencores.
 
Y trocando cada tarde fría
en el ímpetu encendido
que define por completo
la esencia de toda la esperanza.

Un comentario sobre “UN DÍA DE ENERO

Agrega el tuyo

Responder a Pippo Bunorrotri Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: