LEVEDAD

Un solo día
la morada del norte
abre sus fronteras al silencio.
 
Ingravidez y holgura
cuando renace sincera
y sin prisa la esperanza.
 
Un atardecer de enero
que trae en la brisa
suspiros y recuerdos.
 
Un solo día
se conjugan pactos y alegrías
suspendidos entre las miradas.
 
Levedad de mis versos
intentando describir
tus mañanas y tus ritmos.
 
Mientras preparo mis brazos
para elevarme al momento
en el que en sueños ciertos
coincidimos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: