VÉRTIGOS

En la altura del silencio
en la cumbre del olvido,
mis pasos a tientas se estremecen.
 
Tengo versos que salvan
y un pacto al honor del recuerdo
como cuando hacíamos del viento
mensajero de todas las caricias.
 
En la cima, en soledad
la mar se torna ausente
y el acantilado invita
a dejarse llevar por los suspiros.
 
Vértigo de ser espejo
y de saber que mis alas sienten frío.
 
Cierro mis ojos
abro los brazos y me entrego entero,
el horizonte reclama un llanto.
 
Y me dejo llevar por los anhelos
dejando que el viento insista
en detener mis pasos.
 
En la altura de un verso
recuerdo mi condena
y prefiero el silencio
lanzándome al vacío.

Un comentario sobre “VÉRTIGOS

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: