SOSIAS

Siento espíritus libres
que se asemejan entre si
y parecen salirse de mi espejo.
 
Veo también solitarios escribientes,
almas tranquilas que esperan redenciones.
 
Veo mi rostro en los rostros del mundo,
caminando las calles, levitando en andenes,
esquivando multitudes.
 
Me veo reflejado en la poesía;
soy idéntico a los versos recitados
por voces ajenas a mis ritmos.
 
Me confunden con paseantes en invierno,
con transeúntes anónimos en primavera
y algún despreocupado andante en pleno otoño…
(el verano aquí no existe)
 
Soy idéntico a los rostros del desierto,
me saludan en idiomas que entienden mis venas
pero no reconozco las palabras que recito.
 
Siento los ojos en mis labios
cuando hablo del destierro y el exilio
y me veo reflejado en las mentes del mundo.
 
Me confunden con las ramas de un roble
que yace en medio del bosque,
nacen vástagos de su tronco enmudecido.
 
Soy viento, vela y signo
pluma en tinta y pergamino.
 
Estoy en cada espejo
y en cada rincón de agua en curso,
presente en la imagen de los ojos del mundo.
 
Y asi,
de todos y de nadie,
en todos y en ninguno
describo mi paso en poemas cual destello.
 
Sigo siendo el rostro que confunden
con aquel enamorado eterno
que dejó su alma guardada en el Vacío.

5 comentarios sobre “SOSIAS

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: