ÁMAME

Ámame que soy yo
espontáneo y cierto
auténtico y profundo
relegado al buen misterio.
 
Eres mi poesía,
tu nombre está latente
en cada metáfora del viento.
 
Ámame que no hay tiempo,
los segundos se agotan
mientras tejemos con silencio la distancia.
 
Eres la canción de madrugada,
el ritmo del día
y la oda de ofrenda a la noche.
 
Ámame que no hay paz
cuando las almas son una
y los cuerpos insisten en exilios.
 
Somos la promesa
de los pasos secretos
que llevan al suspiro.
 
Ámame que estoy
y aqui te sigo amando.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: