EL RÍO

Lento y en paz
grande más sereno,
reptante y profundo
vas bañando con calma las promesas.
 
Sonido perfecto
como cuando traías las palabras
que llenaron nuestra mente.
 
A ti ¡Oh río grande!
río de la Magdalena,
todas las historias de gloria
puerta abierta a la esperanza.
 
De tus orillas siempre vida,
el salto que despierta el ímpetu
sintiendo la subienda
que alivia el alma.
 
Alegría, senda de vida y luz,
paso obligado de las bendiciones
que traes en tus aguas desde el mismo cielo.
 
Nombre de mujer, ¡Oh río perfecto!
bautismo permanente
de la tierra prometida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: