UN NOMBRE MÁS

Tzapopan-Jalisco, noche de primavera

 

Tu nombre huele a rosas
cuando en la distancia busco el rastro del poema.
 
Tu nombre de herencia sublime
abraza los recuerdos
y sana la melancolía.
 
Belleza en soledad
canto en sintonía
y el destino bifurcado
que ahora busca solo los encuentros.
 
Tormentas, llanto si,
tal vez un desacierto.
 
Un viaje prometido
me deja al vilo del silencio.
 
Tu voz que invita al tacto
y mis manos que acarician tus recuerdos
mientras los Jardines del Valle
nos acogen sinceros y expectantes al reencuentro.
 
Hemos prometido un abrazo, si,
pero el pacto nos deja sin aliento.
 
Tu nombre se siente en el alma
con la fuerza suficiente
para atrapar por fin, ¡Oh alegría!
atrapar por fin la esencia de mis versos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: