MAGDALENA

Porque tú eres la espuma de ese río que nace en tus llanuras de verano y muere en mis crepúsculos de frío. Laura Victoria

…y en tus elocuentes curvas
he dejado mis poemas sinceros,
versos de amor y cantos de erotismo.

Recodos de calma que el silencio inunda
orillas de emoción, playas de placer aún escondido.

De tus afluentes celo las caricias,
el danzar del viento sobre tu piel de agua
y los torrentes en el salto que impide mis suspiros.

Rio grande, esbelta y mía,
renazco nuevamente bajo el calor de tus senderos,
las calles empedradas que llevan a tu cuerpo
son el camino a la gloria de tu altura.

Puente soy también, atravesando tus orillas
conectando la intención del elemento
y sirviendo de pasaje para el tiempo de los pactos nuevos.

Hermosa y alegre, solitaria y siempre altiva
¡Oh Magadalena! invítame a vivir de tus eternos besos.

Y cuando sea el tiempo,
que mi cuerpo inerte alimente el tuyo eterno
y que me lleves abrazado al mar donde descansen mis sueños.

Mi alma quedará, para siempre aquí en tus campos
y seré el fantasma que acompañe las historias
y se harán poemas románticos narrando nuestros sueños.

La calle de las trampas será testigo
de las promesas ciertas, oh rio grande
Río de la Magdalena.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: