ANFÍBRACO

Rondando los miedos
mis pasos se agitan
oscuro silencio
y mi necedad.
 
Por ambos extremos
se acorta mi pulso
metido en el medio
verso en soledad.
 
Y lleno de angustia
la calma no asiste,
las noches son lentas
tristeza en el mar.
 
Y se entierra el ritmo
hasta lo profundo
se pierde sin rastro
toda la verdad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: