CUATRO SIMPLES VERSOS

Siempre eres nueva. El último de tus besos siempre fue el más dulce, la última sonrisa, la más brillante, el último gesto, el más grácil. Jhon Keats

 
Un rincón que prometía festejos
cantos buenos, mis manos aéreas
una esquina de alegría perfecta.
 
Dos segundos y todo estaba listo,
la casa limpia y el hogar prendido
las manos dispuestas al alivio.
 
Tres días justos a la espera
y vino el arrepentimiento,
las palabras quedaron inconclusas
y el dolor tal vez eterno.
 
Cuatro eternidades amando tu recuerdo.

Un comentario sobre “CUATRO SIMPLES VERSOS

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: