BUEN JUICIO

Por mis buenas pretensiones
logro amanecer y me entrego,
el día se ofrece incauto y sin prejuicios.
 
Andar a tiempo y a punto
mientras los ojos invitan
a poemas de ciudad en ironías.
 
Cantos de auxilio
y mentes de soledad
que se entierran en todo su silencio.
 
Sigo andando
y las calles se sonríen.
 
Hay otras esquinas
y se renuevan los misterios
del mismo laberinto.
 
Y así mis pretensiones
logran salvarme de la huida,
ando y ando, el rumbo grabado en el instinto.
 
La brevedad del tiempo
y tan solo este buen juicio
protegiendo mis suspiros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: